Skip to content Skip to footer

Existen distintas técnicas que se pueden aplicar a la inspección de líneas eléctricas con drones:

Inspección visual con drones: Usando drones con cámaras podemos elevarnos y acercarnos a los componentes que queremos revisar. Además de tener la posibilidad de ver el defecto en directo, podemos sacar fotos o grabar vídeos para su posterior análisis y registro. La calidad del detalle que se puede obtener es mucho mayor que una inspección visual tradicional, ya que con los drones podemos acercarnos mucho más al objeto a inspeccionar.

Inspección termográfica drones: Incorporando sensores infrarrojos a los drones, tenemos la capacidad de detectar puntos calientes en las líneas que pueden ser síntoma de un defecto. Con estas cámaras también podemos obtener imágenes o vídeos para su posterior análisis o registro para controlar la evolución térmica.

Inspección ultravioleta con drones: Con cámaras ultravioleta embarcadas en los drones podemos observar el efecto corona de las líneas de alta tensión. Este tipo de inspección aún no está del todo instaurada en el sector de los drones, debido al peso de este tipo de cámaras y su elevado precio.

Fotogrametría aérea: Está técnica resulta muy útil aplicada a las líneas eléctricas. Generando modelos tridimensionales podemos observar si hay vegetación y objetos demasiado cercanos a la catenaria, analizar el entorno, cruces con otras líneas, accesos, etc.