Skip to content Skip to footer
Inspección de paneles solares mediante drones con cámara infrarroja.
Uno de los modos de realizar inspecciones de plantas fotovoltaicas es mediante el empleo de técnicas de termovisión o termografía infrarroja.

El fundamento técnico no puede ser más sencillo: las células fotovoltaicas dañadas suelen estar a mayor temperatura que las que funcionan correctamente, de modo que la inspección debe centrarse en la identificación de ‘puntos calientes’ o hotspots en su termología en inglés.
Una de las principales patologías que afecta a los generadores fotovoltaicos son los puntos calientes en módulos fotovoltaicos, ocasionados por la rotura de los paneles o por sombras. La detección de puntos calientes y de la causa que lo origina, es un factor crucial en la optimización de la producción de las plantas fotovoltaicas porque se trata de una avería costosa que además afecta la producción de la planta